jueves, 20 de junio de 2013

Tropikal Mambo.


Amanecía. Una rubia que manejaba con indiferencia un impresionante Buick rojo pasó a mi lado y se perdió en la carretera.  Ni siquiera me vió porque en ése momento su mirada distraída se desvió hacia el mar.  En la parte trasera, un viejo parecido a una cotorra parecía dormir profundamente.  
Me equivoqué.  No dormía, estaba muerto.


Dawns.  A blonde driving a stunning red car with lazy gesture, passed by my side.  Nor even looked at me because at that moment her distracted gaze was drifted out to the sea.  At the back, an old man that seems to be a parrot, sleeps deeply.  Soon they got lost in the route.
I was wrong.  He didn´t sleep, he was dead.