jueves, 30 de abril de 2015

My best failures. Princess Melosa.

En 1908 la casa editora Acme, de San Francisco, me convenció que yo era el dibujante ideal para ilustrar las andanzas de la princesa "Melosa", un libro para niños.  
El texto era extraño, pero la paga era buena, tal vez demasiado.  
Luego supe porqué.  
Se trataba de la historia de una muchacha que pasó su vida besando sapos con la secreta esperanza de que estos se transformaran en príncipes, sin conseguirlo jamás,  y que muere a edad avanzada,  por una reacción alérgica.  
Por supuesto el libro jamás salió y nunca me pagaron. 

En fin, buenas tardes. 

In 1908 the editors of Acme publishing house of San Francisco persuaded me to believe I was the perfect designer to illustrate a children's book, the adventures of princess "Melosa".
The story seemed rather odd to me but the pay was amazing, maybe too much to be real. Afterwards I came to know why.
It was the story of a girl that spent the whole of her life kissing toads bearing the secret hope of turning them into princes.  That would never happen of course.
At last she passed away,  a very old lady, due to a massive allergic reaction.
The book was never published and I would never be paid for my work of, course.
Well, good afternoon.



4 comentarios:

julio dijo...

en 1908? que edad tiene usted Nine?

Rodrigo Lopez Rubio dijo...

Su humor no ha sido comprendido Carlos jaja...

Saludos

carlos nine dijo...

es increíble el respeto y la credulidad que tiene la gente por los números. ahora me explico el éxito de un pícaro como Paenza...

Señor Potoca dijo...

Melosa es muy fea, no me extraña que ningún sapo deseara convertirse en príncipe. Y eso que en 1908 no existían las muñecas Barbies todavía, sino el fracaso hubiese sido mayor aún.